La biogeografía de islas y el SIDA

Un tema recurrente en nuestro curso de biología de la conservación es el de la posible aplicación de estudios sobre temas que, como la biogeografía de islas, parecen en principio demasiado abstractos y alejados de nuestra realidad cotidiana. El año pasado, una investigación publicada en Science mostró cómo el conocimiento sobre la distribución y evolución de los organismos puede aportar datos relevantes sobre un tema que en principio parecería totalmente ajeno: el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Durante el estudio, científicos de las universidades de Arizona y Tulane, en los Estados Unidos, obtuvieron muestras de varias especies de primates provenientes de la isla de Bioko (antes conocida como Fernando Pó) y de zonas equivalentes en el continente africano. Encontraron evidencia de infección por el virus de inmunodeficiencia en simios (VIS) en cuatro de las seis especies examinadas. El VIS es un virus relativamente común en los monos africanos que muy probablemente es el ancestro del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). En los primates africanos, el VIS genera síntomas similares al SIDA pero raramente es mortal.

El resultado más interesante fue que las formas de VIS provenientes de la isla son claramente derivadas de variantes presentes en el continente. Ahora bien, se sabe por estudios previos que las poblaciones de monos de Bioko han estado aisladas de las poblaciones continentales por al menos 10,000 años, desde que los cambios climáticos de finales del Pleistoceno elevaron el nivel marino y formaron la isla a partir de lo que era un promontorio en una antigua península.

La implicación es que el virus tiene cuando menos varias decenas de miles de años de antigüedad. Esto tiene mucho sentido, evolutivamente hablando, porque habría permitido la coevolución del virus con los monos, desarrollando la forma actual que muy pocas veces es mortal para los hospederos. Por el contrario, algunos estudios previos basados solamente en la biología molecular habían sugerido que el VIS se había originado apenas hace unos cuantos cientos de años.

Si el VIS es tan antiguo como el nuevo estudio sugiere, entonces es posible que los seres humanos hayan estado en contacto con él y también es plausible que el VIH sea mucho más antiguo de lo que se cree. El surgimiento del SIDA en las últimas décadas podría deberse a cambios en las condiciones sociales del ser humano (mayor concentración poblacional, mayor facilidad de transportación) que a una supuesta aparición reciente del VIH, como tradicionalmente se ha pensado.

Referencias
Worobey, M. et al. 2010. Island biogeography reveals the deep history of SIV. Science 329:1487.

La página de Bioko Biodiversity Protection Project muestra fotografías de la fauna de la isla, incluyendo los monos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s