Galería de la extinción: la quagga

La quagga de Luis XVI, hacia 1793 (acuarela de Nicolas Marechal)

La quagga era una variedad geográfica de la cebra común que habitaba en la provincia del Cabo en Sudáfrica.  De hecho, “quagga” significa precisamente cebra en el lenguaje local.   Las quaggas tenían una coloración muy diferente a la del resto de las cebras, ya que presentaban rayas bien definidas únicamente en la cabeza y el cuello, mientras que los cuartos traseros eran de color pardo y las cuatro patas de color blanco.

Las quaggas eran relativamente abundantes en la planicies del sureste de Sudáfrica, pero la cacería indiscriminada y el crecimiento de la población humana llevó a la desaparición de este animal de su ambiente natural en 1870.  Aunque era un animal popular en los zoológicos y colecciones privadas europeas, para finales del siglo XIX quedaban muy pocos ejemplares en cautiverio, y el 12 de agosto de 1883 murió el último ejemplar en un zoológico de Amsterdam.

Quagga en el zoológico de Londres, 1870

Originalmente se consideró que la quagga era una especie separada del resto de las cebras y se la bautizó como Equus quagga.  Sin embargo, el estudio del DNA obtenido de ejemplares disecados de este animal demostró que la quagga y la cebra común (conocida tradicionalmente como Equus burchelli) son en realidad variedades de la misma especie.  Por las reglas de la nomenclatura biológica, el nombre quagga, que fue acuñado con anterioridad, tiene prioridad.  De esta forma, tanto las quaggas como las cebras comunes son clasificadas actualmente como Equus quagga, especie que comprende seis subespecies.  Las quaggas se clasifican entonces como la subespecie Equus quagga quagga.

Desde 1987  se realiza  un proyecto cuya meta es recrear una población de cebras con características semejantes a las de la quagga.  A partir de un grupo de seis cebras comunes, se han realizado cruzas selectivas para generar individuos con la coloración característica de las quaggas.  Actualmente el proyecto cuenta con más de ochenta individuos, algunos de los cuales muestran el patrón de rayado típico de las quaggas originales.

2 pensamientos en “Galería de la extinción: la quagga

  1. Pingback: ¿Es la extinción para siempre? « Crónicas de la Biodiversidad

  2. Harto conocido es el lamento que nos hacemos a partir de la desaparición de cualquier especie de la faz de la tierra, pero tanto más, de los quagga, que abundaban en el sur de África, y se las consideraba endémicas por doquier: se las hubiera hecho tener cría en los zoológicos de Europa, aclimatadas, y luego, la descendencia, liberada en reservas de África.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s