Los dos excéntricos Hidalgos

Miguel Hidalgo y Costilla representado por José Clemente Orozco

Miguel Hidalgo y Costilla representado por José Clemente Orozco

El 16 de septiembre se celebra en México y en algunos países de Centroamérica el día de la Independencia. En la madrugada de ese día, en 1810, Miguel Hidalgo y Costilla, el párroco de la población de Dolores, en el actual estado mexicano que lleva su nombre, llamó a la población a levantarse en armas en contra de los gachupines, los españoles que gobernaban la Nueva España.

La personalidad de Hidalgo ha sido analizada por los historiadores desde varios ángulos, pero no cabe duda que el Padre de la Patria de los mexicanos era un personaje contradictorio. Desde pequeño recibió una educación religiosa, pero al mismo tiempo tuvo acceso a literatura de los pensadores ilustrados de finales del siglo XVIII y seguramente estaba familiarizado con varios de los textos que la Iglesia Católica había prohibido. Fue ordenado sacerdote pero tuvo al menos dos amantes y varios hijos y era un empedernido apostador en juegos de azar.

Sus pensamientos iconoclastas sobre la virgen María y el celibato estuvieron a punto de llevarlo al tribunal de la Santa Inquisición años antes de ser excomulgado por su rebelión, pero durante su gesta de independencia enarboló con devoción una imagen de la virgen de Guadalupe como estandarte de su movimiento. Siendo criollo, es decir, descendiente de españoles nacido en el Nuevo Mundo, desdeñó la participación de otros criollos e incluso de peninsulares en su lucha por la independencia y favoreció a los indígenas y mestizos, ante la incredulidad del resto de los criollos que habían conspirado con él. Finalmente, siendo un convencido de las causas justas y de la paz, permitió sin embargo a sus hombres realizar saqueos y matanzas que horrorizaron hasta a sus propios aliados.

Entre los muchos sitios y objetos que han sido nombrados en honor de Miguel Hidalgo, existe uno poco conocido: un asteroide. Cuenta la historia que un grupo de astrónomos alemanes visitó México en 1923 para observar un eclipse de sol y que los científicos solicitaron una audiencia con el entonces presidente Alvaro Obregón para presentarle la propuesta de bautizar con el nombre de Hidalgo a un asteroide que Walter Baade había descubierto unos años antes. Desde entonces, ese cuerpo espacial se conoce como 944 Hidalgo.

La órbita de 944 Hidalgo. Wikimedia

La órbita de 944 Hidalgo. Wikimedia

944 Hidalgo tiene una serie de características poco comunes, casi contradictorias, que parecen reflejar, metafóricamente, la personalidad del caudillo mexicano.  Se trata de un asteroide, o planeta menor en la terminología reciente, con una órbita tan excéntrica que en ocasiones se encuentra totalmente dentro del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y en otros momentos alcanza la órbita de Saturno. Técnicamente, 944 Hidalgo es un centauro, es decir, un planeta menor cuya órbita, se cruza con la de los grandes planetas. Más aún, la órbita de 944 Hidalgo ha llevado a especular que el asteroide fue en el pasado un cometa.

¿Es 944 Hidalgo un asteroide, planeta menor, centauro o ex-cometa? Tal vez sea todo eso. ¿Fue Miguel Hidalgo un caudillo, héroe, sacerdote iconoclasta, criollo contradictorio o un ser humano común? Tal vez haya sido todo eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s